¿Cómo saber si sufro de incontinencia y qué tratamientos hay?

Fecha 2017-09-27

Hay tratamientos quirúrgicos y no quirúrgicos para la incontinencia urinaria, la elección depende de las condiciones de la paciente. Consulta aquí.

La incontinencia urinaria femenina es una enfermedad muy frecuente que afecta principalmente a mujeres después de la menopausia, aunque en algunos casos puede encontrarse en pacientes más jóvenes, quienes generalmente ya han tenido hijos. Existen tratamientos quirúrgicos y no quirúrgicos, como medicamentos o ejercicios para el fortalecimiento del piso pélvico.

Una vez tienes claridad sobre qué es la incontinencia urinaria, identificar el síntoma principal, que es el escape de orina, debe guiarte a consultar con el ginecólogo especialista en piso pélvico. Se realiza una evaluación física completa, y, a partir de esto, exámenes adicionales, como el parcial de orina, un urocultivo, y según sea el caso una urodinamia, este último nos ayuda a saber cómo es el funcionamiento de la uretra y la vejiga.

Una vez se identifica el tipo de incontinencia que presentas, definimos el tratamiento más adecuado, que puede ser quirúrgico o no quirúrgico. Dentro de los que se manejan para incontinencia sin cirugía están las terapias para fortalecer los músculos del piso pélvico o medicamentos que ayudan al control de los síntomas y que se determinan según la situación de cada mujer. Asesórate por un experto aquí.

Cuando hablamos de cirugía para incontinencia hay procedimientos que se realizan por el abdomen, con una recuperación más larga y dolorosa. Sin embargo, en la actualidad existen intervenciones mínimamente invasivas, como la colocación de cintas bajo la uretra, que se realizan con una incisión de 1,5 cm en la vagina, con menor riesgo de sangrado o dolor, y un retorno a las actividades mucho más rápido.

Como ves, el escape de orina es muy frecuente y puede presentarse en más de la mitad de las mujeres en la menopausia. Con un estudio adecuado, realizado por un especialista en piso pélvico los tratamientos resultan satisfactorios, con amplios beneficios para tu calidad de vida, por lo que si presentas este síntoma o tienes alguna duda al respecto  es bueno que consultes a un médico. Para agendar una cita haz clic acá.

 

El contenido de este blog es asesorado por médicos especialistas, pero eso no indica que el autor cree una relación médico-paciente, debido a que la información consignada puede variar dependiendo la situación de salud de cada persona. Así que de ninguna manera el blog reemplaza la visita donde un doctor, solo es un medio de orientación e información. Es necesario visitar a un profesional de salud antes de tomar cualquier decisión. Si requieres algún especialista médico, en Mujer Salud encontrarás los mejores, agenda tu cita aquí.